La sacarina y sus peligros

Si un alimento que te proporciona la naturaleza es tan amargo o desagradable que no lo toleras, sencillamente no lo tomes; hablamos del café por ejemplo. No te engañes, la sacarina es un claro ejemplo de que las ventajas de su consumo son directamente proporcionales a sus desventajas.

17. LA SACARINA Y SUS PELIGROS

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *