Para picar: Croquetas de cuscús

1croquetas-de-cuscus

La receta de hoy es una alternativa ligera a las croquetas tradicionales que llevan leche y harina. Se pueden hacer igual con polenta (sémola de maíz), en el caso de que en la mesa haya alguna persona con intolerancia al gluten.

Ingredientes:

Lavamos las espinacas y las ponemos a hervir con agua filtrada o embotellada y una pizca de sal marina. Después de tres minutos, las escurrimos bien, quitando toda el agua posible.

A continuación sofreímos la cebolla picada muy menuda hasta que se reduzca y quede muy blandita y hacemos una picada fina de las almendras con ayuda de un cuchillo de verduras y una tabla de cortar.

Ponemos a hervir el cuscús con dos tazas de agua y sal marina durante un par de minutos y lo dejamos reposar cinco minutos más.

Mezclamos en una ensaladera, las espinacas muy picaditas, el cuscús hervido, la cebolla frita y las almendras. Añadimos el perejil y la albahaca, lo amasamos todo bien para que se liguen los ingredientes. Cuando la mezcla está todavía templada, con las manos mojadas vamos dando forma a las croquetas.

A continuación las freímos en abundante aceite y las ponemos sobre una servilleta de papel absorbente para eliminar el aceite sobrante, antes de sacarlas a la mesa.

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *