La química en la elaboración de alimentos II

Ice-cream-dessert-sweet-food-colorful_1600x1200

Hoy continuamos describiendo algunos de los aditivos más comunes añadidos a los alimentos así como sus efectos adversos sobre la salud, una información que todos deberíamos conocer.

Continuación del post: “La química en la elaboración de alimentos I”

Continuando con la enumeración que comenzamos en el post anterior, describimos otros tres grandes grupos de sustancias.

Emulgentes

Se usan para homogeneizar las mezclas y para dar cierta cremosidad y facilitar el que sean fáciles de untar. Son el E-401 y siguientes, también se conocen como alginatos.  Estas sustancias pueden bloquear la asimilación de minerales y provocar cálculos renales como el E-477. Resulta llamativo que en muchos casos no es obligatorio que esa información aparezca en las etiquetas.

Materias Aromáticas

Son mezclas que imitan a los aromas naturales, pero son sustancias químicas que hacen que los alimentos tengan el sabor o el olor de lo que no son o no tienen. Imitan los caracteres organolépticos de los alimentos naturales para inducirnos a su consumo.

En la actualidad la elaboración de alimentos  incluye más de 500 productos químicos muchas veces combinando varios de ellos, hablamos del acetato de amilo, acetato de butilo, aldehído benzoico, mentol, vainillina, te animamos a leer una etiqueta de cualquier producto elaborado y te sorprenderás.

Los aromas químicos producen reacciones de inflamación en la mucosa bucal y son peligrosos para las personas alérgicas, muchos no están  permitidos en alimentos destinados a bebés… lo que nos dice claramente que no son inocuos.

Estos aromas artificiales se usan hasta pera perfumar las rosas de la floristería que han perdido su perfume original… hasta productos de charcutería, confitería y pastelería.

Potenciadores del Sabor

Son el glicerol, el sorbitol, el ácido cítrico y derivados, el ácido málico, el ácido glutámico  llamado H-5801, etc.

Son sustancias que refuerzan el sabor de los alimentos provocando un aumento de la cantidad de saliva producida en la boca y/o dilatando las papilas gustativas y/o insensibilizando al cerebro a las impresiones de las papilas.

Entre sus efectos indeseables más graves están el que bajan el nivel de excitabilidad de las células nerviosas cerebrales y disminuyen  la capacidad intelectual.

El E-620 (glutamato monosódico) es la llamada “sal china” por ser muy común su utilización en muchos restaurantes chinos. Puede ocasionar el llamado “síndrome del restaurante chino”, cuyos síntomas son: palpitaciones, dolor de cabeza y cuello, mareos y desmayos, nauseas.

Ese sabor intenso de los alimentos baratos de baja calidad no es más que el “maquillaje” que proporcionan los potenciadores del sabor, no lo olvidéis.

Continuará en el post: “La química en la elaboración de los alimentos III”

Comparte esta entrada!

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>