Los efectos del azúcar III

Continuación del post “Los efectos del azúcar II”

Azúcar y caries

El dato que ofrecemos a continuación nos debe hacer reflexionar: En los países más industrializados el 97% de los niños menores de 10 años padece caries, este hecho no es una casualidad.

En octubre de 1998 en un estudio publicado en el número 6 del Boletín de Información Dental que editaba el Consejo General de Odontólogos y Estomatólogos de España, se aseguraba que el azúcar no es responsable de la caries, sino que ésta se debe a las bacterias que se desarrollan en la boca por falta de las medidas higiénicas adecuadas. Informaciones como esta llevan a muchas personas a pensar que si te limpias los dientes, puedes tomar los dulces que quieras.

Afortunadamente, cada vez aparecen más informes médicos en la prensa diaria relacionando el consumo de azúcar con la aparición de caries dental. Es por ello que quizás sea este uno de los peligros más conocidos del azúcar. Está demostrado que las comidas dulces a base de azúcar y harina blanca sobre todo, poseen una elevada capacidad de adherencia y fijación sobre la cubierta externa del diente, a diferencia de los hidratos de carbono existentes en los alimentos naturales. Esto favorece que estos restos de comida adheridos sean los principales responsables de la aparición de caries. Los microorganismos existentes en la cavidad bucal producen una serie de reacciones químicas que dan lugar al deterioro del diente. De hecho el cambio en las constantes bioelectrónicas de la saliva entre los consumidores de azúcar favorece el desarrollo bacteriano tanto en la boca como en el estómago.

Aparte de este efecto que podríamos llamar local existe una acción interna. En realidad la caries dental debe considerarse como un síntoma externo de un organismo afectado ya que normalmente junto a la afectación dental siempre observamos otros trastornos orgánicos: diabetes, obesidad, alteraciones metabólicas, colagenosis, estreñimiento, enfermedades circulatorias, etc.

Azúcar y úlcera de estómago

La revista Lancet en 1960 publicó un estudio demostrativo de que los pacientes ulcerosos, consumían más dulces y azúcar que el grupo de las personas tomadas como control. Es sabido que el azúcar posee una acción irritante sobre las mucosas, lo que explica y confirma su acción sobre la mucosa del aparato digestivo. Además de la irritación, el azúcar crea un medio que favorece el crecimiento bacteriano, como hemos comentado antes. Esto explica por ejemplo la infección por Helicobacter pylori.

Continúa en el post “Los efectos del azúcar IV”

 

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    3 comentarios en “Los efectos del azúcar III

    1. Hola Elena, de nuevo muy interesante. Aquí una consumidora de azúcar y harinas refinadas durante años que desde bien pequeña ha tenido la boca llena de caries. Recientemente me han diagnosticado la infección de Helicobater Pylori. Me han recetado antibióticos. ¿Crees que es la mejor forma de erradicarla?
      Gracias

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>