Archivo de la etiqueta: Obesidad

Los efectos nocivos del azúcar V

Con este post terminamos la enumeración de los efectos nocivos del azúcar que es imprescindible conocer para aprender a cultivar la salud desde un cambio en la forma de alimentarse.

Continuación del post: Los efectos nocivos del azúcar IV

Azúcar y parálisis infantil

El doctor B. Sandler en su libro: «Alimentación especial para prevenir la parálisis infantil», explica que en tiempo de epidemia, los niños no deben tomar azúcar,  alimentos azucarados, ni harinas refinadas. En el libro, se refiere a la poliomielitis y otras enfermedades víricas.

Las consideraciones de Sandler deben ser aplicadas en cualquier momento, no sólo en tiempos riesgo de infección vírica. Además se sabe que la capacidad de fagocitosis de las bacterias, función llevada a cabo por los glóbulos blancos, está en proporción inversa al consumo de azúcar. Dicho de otra manera, el azúcar debilita al sistema inmunitario.

Azúcar y lesiones hepáticas, sobrepeso y más

Actualmente se sabe que el azúcar puede conducir a una condición de hígado graso semejante a la que produce el alcohol. También se ha comprobado que a igualdad de calorías tomar azúcar engorda más que tomar hidratos de carbono provenientes de los alimentos naturales, porque se absorbe más rápidamente. Así mismo el consumo de azúcar favorece el acné y otras alteraciones en el metabolismo de las grasas.
SIGUE LEYENDO

Sobreconsumo de proteínas animales y arteriosclerosis III

o-EGG-PROTEIN-facebook

La terapéutica de las enfermedades producidas por un sobreconsumo de proteínas animales en todos los casos pasa por unas drásticas medidas dietéticas, ya que los fármacos de los que se dispone en la actualidad no permiten la recuperación de tales dolencias. 

Continuación del post: Sobreconsumo de proteínas animales y arteriosclerosis II

Terapéutica en las enfermedades producidas por depósito de proteínas

La recuperación de la salud de estos enfermos pasa por un profundo cambio de alimentación: se prescindirá completamente de las proteínas animales y se consumirán con moderación proteínas vegetales en forma de legumbres y tofu.

En algunos casos, donde los valores de hematocrito estén por encima del 50 por ciento, pueden ser necesarias las sangrías (extracciones de sangre). Sus efectos terapéuticos son múltiples. En primer lugar, facilitan una pérdida proteica en la sangre, ya de por sí sobrecargada de proteínas en estos pacientes. Con una sangría de 400 cm3 se eliminan de la sangre unos 200 gramos de proteínas, cantidad que corresponde a 3 días de ayuno total.

Mediante esta técnica se consigue que la membrana basal engrosada de los capilares vaya disminuyendo progresivamente de grosor, mejorando así su permeabilidad. A medida que ésta se va normalizando van disminuyendo también los factores de riesgo, hasta llegar a alcanzar valores normales.
SIGUE LEYENDO

Sobreconsumo de proteínas animales y arteriosclerosis II

iStock_000016957391Medium

Hoy continuamos con el apasionante trabajo de los doctores L. y T. Wendt, sobre el lugar de almacenamiento en nuestro organismo de las proteínas consumidas en exceso.

Continuación del post: Sobreconsumo de proteínas animales y arteriosclerosis I

Consecuencias del engrosamiento de la membrana basal de los capilares

Para que la glucosa pueda pasar a través de la membrana basal engrosada nuestro cuerpo produce un aumento de la presión de difusión de ésta en la sangre, lo que conduce a una elevación de los niveles de glucosa sanguíneos que no son resultado del aporte alimentario, sino del propio proceso de regulación.

Así pues, la causa de la diabetes en los adultos reside en una membrana basal engrosada y no en una falta absoluta o relativa de insulina, como sostiene la tesis en vigor de los médicos endocrinos.

La difusión del oxígeno a través de la membrana basal engrosada se ve retardada al igual que en el caso de la glucosa, hecho que se compensa mediante un aumento de la tensión en la luz capilar (la amplitud o grosor del vaso sanguíneo).

Esta situación provoca a su vez un aumento del número de hematíes y de hemoglobina. Así pues, podemos afirmar desde la comprobación científica del hecho en sí que la causa de la poliglobulia, policitemia y los elevados valores del hematocrito que presentan las personas sobrealimentadas es debida a un engrosamiento de la membrana basal.
SIGUE LEYENDO