La hepatitis y la cirrosis hepática III

hepatitiscirrosis3

Hoy explicamos una función básica del hígado que nos permite comprender el origen de la enfermedad así como la causa por la que el hígado se inflama, se infecta, aparece fibrosis, etc.


Continuación del post: “La hepatitis y la cirrosis hepática II”

La visión de la Medicina Biológica

El hígado es un órgano vital que tiene muchas más funciones que la que vamos a describir a continuación, sólo que la que explicamos es importante para comprender el porqué de la enfermedad.

Todo lo que comemos y bebemos una vez digerido se absorbe y pasa a la sangre. Debemos saber que toda la sangre que transporta los nutrientes asimilados, va a través de la vena porta al hígado y allí se filtra. Luego el hígado sería algo así como la campana extractora de nuestras cocinas, donde el filtro va ensuciándose más o menos según el tipo de alimentos que consumimos y las formas de preparación que utilizamos.

Serían perjudiciales tanto los alimentos ricos en grasa como los que se fríen y rebozan… Son igualmente dañinos el azúcar el alcohol, etc. y además de los alimentos están los abonos químicos, los pesticidas y los medicamentos.

Básicamente el hígado responde a esa sobrecarga tóxica mediante la inflamación, por eso en muchos casos de cirrosis, hay antecedentes de hepatitis.

Cuando la medicina pone en primer lugar al alcohol, lo hace desde el punto de vista epidemiológico, es decir estadísticamente muchos bebedores de alcohol llegan a padecer cirrosis. Nosotros, para hacer un abordaje comprensivo hablaremos del alcohol como un tóxico hepático.

Como elementos que favorecerían el daño irreversible de parénquima hepático estarían además del alcohol, todos los productos químicos añadidos en la producción y en la elaboración de alimentos como hemos comentado antes; los medicamentos estarían en este mismo grupo, así como las drogas y la cafeína.

Pero quizás el alimento más dañino sea el azúcar en cualquiera de sus formas. Debemos saber que una de las funciones del hígado es transformar la glucosa en glucógeno y posteriormente en triglicéridos; es decir transformar el azúcar en grasa.

Hay muchos pacientes que no tienen antecedentes de alcohol, pero si han sido grandes comedores de dulces, tanto en la versión de las galletas, bollos, chocolate… como en la versión leche y fruta. A fin de cuentas el alcohol es simplemente azúcar fermentado.

Por otra parte, en la vida se introduce el azúcar en la dieta mucho más tempranamente que el alcohol. Luego evitar el alcohol solamente es absolutamente insuficiente. Pensemos que el azúcar muchas veces se introduce en las leches de fórmula de los bebés.

Los alimentos más perjudiciales

Los alimentos que la medicina oriental define como yin son debilitadores del sistema inmune, por lo que su consumo excesivo favorece las infecciones, así como el hígado graso, la obesidad y la cirrosis.

Cuando la persona a lo largo de la vida ha tomado azúcar, dulces, bollos, galletas, miel… en abundancia, aunque no tome alcohol, ha creado las condiciones tanto para desarrollar una hepatitis, una cirrosis o el propio cáncer de hígado.

Por dónde empezar

  • Sustituir los alimentos convencionales por los de cultivo ecológico
  • Sustituir los alimentos refinados por los integrales
  • Sustituir los azúcares rápidos por carbohidratos complejos
  • Evitar la leche y sus derivados y reducir las frutas

Por supuesto que el post no pretende sustituir a una consulta, simplemente marcar una dirección. El paciente tiene que tomar alimentos ecológicos y equilibradores dentro de una dieta personalizada. Eso nos permitirá observar la evolución tanto en la carga viral, como en las transaminasas y del grado de fibrosis. Por eso todas aquellas personas afectadas ahora saben que existe una alternativa importante, cierta, que puede permitir la remisión de la enfermedad.

Comparte esta entrada!

    2 comentarios en “La hepatitis y la cirrosis hepática III

    1. Hola Elena, ¿podrías indicarme en qué difiere que yo consuma mi arroz integral cocinado en olla a presión o en olla común de acero inoxidable?
      Gracias

      1. Hola Andrea, la diferencia entre cocinar en olla común y en olla a presión está en que en la olla a presión la temperatura de ebullición es más alta. Este hecho permite una cocción más profunda del alimento. Un saludo

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>