Archivo de la etiqueta: Pensamiento positivo

Salud, dinero y amor

Cuando decimos estos días ¡Feliz Año Nuevo! muchas veces estamos simplemente usando una frase hecha, un saludo. Cuando le deseamos a alguien felicidad, ¿nos hemos preguntado realmente qué es ser feliz? Para muchos la felicidad  se resume en el tópico Salud, Dinero y Amor.

La Salud

Efectivamente tener salud es esencial a la naturaleza humana, si estamos enfermos, de nada nos vale tener poderío económico, de hecho la salud no se puede comprar con dinero; en el caso de que fuese posible, los ricos no enfermarían.

Igualmente aunque seamos muy queridos y tengamos un gran amor, si no tenemos salud, tampoco seremos felices.

Por ello os animo a cultivar la salud en un sentido pleno ya que es una fuente importante de felicidad. De hecho una definición de la salud que no parece en los libros sería lo más parecido a la expresión: Dios, ¡que bien estoy!

El Dinero

Los bienes materiales son necesarios para tener un cierto confort en la vida, pero si nuestra aspiración es sólo material, la felicidad se esfuma en el momento que conseguimos aquello que deseamos. Cuando lo que anhelabas ya lo tienes, no te produce más placer o satisfacción. Podemos poner un ejemplo: cuando quieres tener un buen coche y lo consigues finalmente, ya no te hace ilusión, simplemente porque ya lo tienes.

De ahí la frase: El dinero no da la felicidad. Tener metas materiales no es malo, sólo que debemos aspirar a más.
SIGUE LEYENDO

Comer, algo más que alimentarse

fotofamilia

El acto de comer va más allá que el de aportarnos los nutrientes que necesitamos para estar correctamente alimentados. Hoy profundizamos en los diferentes aspectos desde los que abordar el hecho de comer.

El nivel de conciencia de cada uno de nosotros evoluciona desde el mismo momento de la concepción según un patrón que va desde los aspectos más primitivos, químicos, hasta los más elevados, espirituales y hoy vamos a ver cómo se manifiesta en la forma en que comemos.

La supervivencia, satisfacer el hambre y nutrir al cuerpo

El primer nivel más instintivo, mecánico,  es el de comer en función del apetito del momento, la persona come cualquier cosa que esté a su disposición en su entorno, da igual si lo que come es natural, congelado o transgénico, simplemente responde automáticamente al estímulo del hambre. Esta forma de comer se parecería más a la de los animales, se trata de saciar el apetito con cualquier cosa.

Aunque en la vida intrauterina el feto, “no come”, los nutrientes se procesan de modo mecánico a nivel de la célula; estaríamos ante la manifestación  del nivel más primario de la conciencia.
SIGUE LEYENDO