Lo que no sabes sobre la diabetes

Un día un médico amigo mío me decía, que la diabetes es una enfermedad que muchas veces para cuando se diagnostica, el paciente hace más de 10 años que es diabético. De hecho casi la mitad de las personas que tiene diabetes, no lo saben.

La OMS ha incluido a la diabetes entre las diez enfermedades que son responsables de las principales causas de muerte, por lo que vale la pena tomar nota de lo que explicamos a continuación.

Mi pretensión va más allá de hacer un diagnóstico precoz o temprano de la enfermedad, la intención es prevenirla, ya que antes de que se desarrolle ya hay signos que nos avisan de que los niveles de glucosa están elevados.

Si tienes mucha hambre, o una sed excesiva que no es consecuencia de tomar exceso de sal, si pierdes peso sin causa aparente… te debes mirar los niveles de glucosa.

La glucosa

La glucosa es la moneda energética de la célula, es el combustible del que obtenemos la energía necesaria para todas las funciones vitales, es por lo tanto imprescindible. Proviene de los alimentos que contienen hidratos de carbono y se obtiene a través de la digestión. Una vez que la glucosa está en la sangre, necesita la insulina que produce el páncreas para poder entrar en las células.   

La diabetes

Sin entrar en la descripción de los diferentes tipos de diabetes, hablando de una forma genérica, diremos que la diabetes es una enfermedad de deficiencia, es decir, el páncreas no produce insulina. En ese caso los niveles de glucosa sanguíneos se elevan y eso es peligroso para nuestra salud.

Las causas

Hay quien piensa que si no toma dulces, no tiene riesgo de padecer diabetes, pero vamos a ver que no es el azúcar del azucarero la principal causa de que el páncreas no produzca insulina.

Como explicamos siempre, los alimentos no son solamente materia, o lo que es lo mismo, una suma de nutrientes, los alimentos además, son energía: así unos alimentos calientan y otros enfrían, unos dilatan y otros contraen, unos tonifican y otros inhiben… estas características son lo que la Medicina China define como el yang y el yin.

Debemos saber que la leche y los derivados lácteos, así como las frutas son los alimentos más consumidos en el hogar en la actualidad. La leche y la fruta son alimentos perecederos que necesitan refrigeración y cuando estudiamos antropología de la alimentación observamos que son alimentos de consumo ocasional. Este hecho nos tiene que hacer reflexionar sobre la idoneidad de estos alimentos para consumo diario, ya que si fuesen tan imprescindibles como nos hace creer la publicidad, las generaciones que nacimos antes de la existencia del frigorífico tendríamos alguna secuela de esa carencia. Son dos grupos de alimentos yin, es decir, dulces (lactosa y fructosa) y enfriadores, por lo tanto inhibidores y favorecedores de las enfermedades de deficiencia.

Aunque la leche, los productos lácteos y la mayoría de las frutas no elevan los niveles de glucosa, al tener una energía fuertemente yin-enfriadora, debilitan a todos los órganos como hemos explicado otras veces. Si estamos ante una persona que su lugar de menor resistencia es el páncreas, este órgano, simplemente dejará de funcionar. Por eso cuando los pacientes diabéticos solo evitan los alimentos dulces con índice glucémico alto y toman regularmente leche y derivados, así como frutas, su páncreas no se regenera.

Los cereales integrales son alimentos ricos en hidratos de carbono de absorción lenta, o lo que es lo mismo con índice glucémico bajo y consumidos regularmente, en muchos casos permiten la regeneración del páncreas y el ir prescindiendo de la insulina.

Continúa en el post: “Los efectos colaterales de la diabetes”

Para saber más: “Alimentos: algo más que nutrientes I y II”

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    10 comentarios en “Lo que no sabes sobre la diabetes

    1. Hola Elena,
      Para los que no somos diabéticos pero tenemos picos de glucemia, sobre todo por las mañanas, las indicaciones serían las mismas que para los diabéticos?
      En efecto, yo no tomo dulces, ni refinados, ni lácteos…pero si que tomo bastante fruta, verduras, frutos secos…
      Debería dejar la fruta de por las mañanas?
      Muchas gracias por tu inestimable ayuda.

      1. Hola Lucía, efectivamente los alimetnos que están contraindicados en la diabetes, sería recomendable igualmente prescidir de ellos en la prediabetes, lo has entendido perfectamente. No solo debes reducir los alimentos dulces por la mañana sino a lo largo del día. Opta por los carbohidratos complejos como los cereales integrales y las legumbres como base de la alimentación, donde las verduras, frutos secos y frutas sean solo un complemento. Un saludo.

    2. Querida Elena, tu blog está siendo de gran ayuda para mi desde que lo descubri no hace mucho tiempo. Los temas que tratas me parecen muy interesantes y tu involucración con respuestas rápidas y certeras a nuestras dudas, es muy de agradecer.
      Llevo unos días en los que más que dejar la fruta (poco a poco porque me cuesta) he introducido en el desayuno trigo sarraceno hervido con una pizca de sal y un poco de puré umeboshi y no me va nada mal. Creo que la clave está en tomar algo salado por la mañana porque me encuentro mucho mejor.
      Muchas gracias por compartir. Cordiales saludos.

      1. Hola Lucía, me encanta que seas capaz de poner en práctica lo que escribo, lo que estás experimentando no ha hecho más que empezar. Debes comprobar como lo salado es absolutamente imprescindible y lo dulce puede ser ocasional o para aflojarse… No es preciso que sea trigo sarraceno con umeboshi, cualquier cereal se puede tomar dulce o salado. La clave es sustituir dulce por salado y carbohidrato simple por carbohidrato complejo. Un saludo.

    3. Hola Elena, son tantos años pensando que la fruta, verdura, frutos secos, poca sal, mejor crudo que cocido……era la forma óptima de alimentarse, que ahora a mi cabeza le cuesta mucho cambiar de rol. Si además añadimos que convivo con alguien a quién este tipo de alimentación le va de fábula, pues peor lo ponemos, porque pensaba que yo también lo conseguiría con el tiempo. Sin embargo, lo que he conseguido es estar débil, con poca energía y una pésima concentración y memoria. De momento, y gracias a tus consejos, he frenado las hipoglucemias metiendo salado por las mañanas.
      Mil gracias de nuevo.

      1. Hola Lucía, tu comentario me da pié para publicar un post en vez de hacer una respuesta larga. La clave no es “bueno yin y malo yang”, sino comer desde la comprensión de cómo somos cada uno de nosotros. Tan peligroso es comer cada día carne, tocino… es decir alimentos pesados, salados, fumar… como beber mucha agua, hacer dieta baja en sodio, tomar alimentos crudos a todas horas, frutas a diario… Los primeros hacen enfermedades de exceso y los otros, los que “se cuidan”, acaban haciendo enfermedades de deficiencia antes o después. Un saludo.

    4. Elena, me han diagnosticado diabetes tipo 2 hace un par de meses.
      No tomo medicación aún.
      Me siento desorientada respecto a cómo alimentarme y, al leerte, resueno con tu linea de trabajo.
      ¿Puedes ayudarme?
      ¡Muchas gracias!

      1. Hola Andrea,
        Gracias por confiar en mi manera de entender la nutrición y la salud.
        El tiempo y la experiencia me han ayudado a comprender que no hay un caso igual a otro. El entorno personal, laboral, genético y sobre todo los hábitos alimenticios de cada persona, condicionan la manera de enfocar su plan de recuperación de la salud basado en una dieta y un tratamiento concreto. Te animo a que vivas la experiencia Elena Corrales en consulta.
        Puedes solicitarnos cita a través del mail consulta@elenacorrales.com o del número de teléfono (+34) 948 130 280.

        Un afectuoso saludo

    Deja un comentario

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación. Los campos necesarios están marcados *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>