La pandemia de COVID-19

La situación de aislamiento a la que nos vemos sometidos como la única forma de luchar contra la infección por el coronavirus para algunos es angustiosa, y muchos me habéis preguntado si no se puede hacer nada más. Por eso hoy comparto unas reflexiones importantes que os ayudarán en la prevención de la infección e incluso en el caso de contagio.

A finales de 2019 un nuevo tipo de Coronavirus hace su aparición en el continente asiático. El 11 de febrero de 2020 la Organización Mundial de la Salud lo denomina oficialmente SARS-CoV-2 y exactamente al mes siguiente define al brote del nuevo coronavirus como la pandemia COVID-19.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la pandemia es la propagación de una enfermedad en forma mundial y mayormente se da a través de enfermedades virales como la gripe.

El origen de la infección se localiza en Wuhan y el país más afectado después de China es Italia. Le siguen Irán Corea del Sur y España.

Hay personas afectadas en más de 140 países donde las cifras de contagiados ascienden a día de hoy a 166.737 con 6.452 muertos.

Ante la situación de alarma sanitaria  creada en nuestro país recomendamos tranquilidad y sentido común ya que el mayor problema reside en su facilidad de transmisión.

De modo que para minimizar el riesgo de contagio debemos seguir de forma escrupulosa las recomendaciones del gobierno en los medios de comunicación sobre la higiene y las aglomeraciones en lugares concurridos. Pero en muchos casos, esas recomendaciones aunque adecuadas pueden no ser suficientes.

Un poco de Historia

Ya en el siglo XIX Louis Pasteur reconoció la importancia del medio interno frente al microbio. Es decir, hablando en un lenguaje llano,  los microorganismos nos infectan cuando tenemos las defensas bajas,

Claude Bernard y Louis Pasteur mantuvieron un apasionante debate en torno al tema que ha llegado hasta nuestros días. Propusieron dos paradigmas radicalmente diferentes para la comprensión del origen y el tratamiento de las enfermedades infecciosas: estamos en el siglo XIX.

Louis Pasteur (1.822-1.895)

Era químico y microbiólogo y propuso la teoría de los gérmenes, según la cual las enfermedades las producen los microorganismos alterando el funcionamiento de los órganos y los tejidos. Sobre esta teoría se ha desarrollado la investigación de los antibióticos para destruir a los microbios y las vacunas para prevenir las infecciones. Pasteur afirmaba: el microbio lo es todo, el terreno no es nada.

Claude Bernard (1.813-1.878)

Era fisiólogo y amigo de Pasteur y definió el concepto del medio interno, la homeostasis como también se llama. Las condiciones de equilibrio del ambiente interior son una condición para una vida saludable.

Su pregunta era: si en nuestra sangre, en nuestro intestino, en todo nuestro cuerpo, hay millones de microbios y de bacterias, ¿por qué unas veces nos infectan y otras no? El cuerpo se vuelve susceptible a los agentes infecciosos solo si se perturba el equilibrio interno. Para Bernard: el terreno lo es todo, el microbio no es nada.

Ya en el siglo XX el microbiólogo estadounidense René Dubos (1.901-1.982) dio la razón a Bernard diciendo que la mayoría de las enfermedades microbianas son causadas por microorganismos presentes en el cuerpo de una persona sana, pero solo cuando se alteran las constantes de equilibrio del medio esos microbios causan la enfermedad. Publicó numerosos trabajos sobre los mecanismos de inmunidad adquirida, susceptibilidad individual, y resistencia a las infecciones.

Tanto los antiguos sistemas médicos de India y China, como la Homeopatía, la Medicina Biológica y la Medicina Integrativa, contemplan que el mantenimiento de la salud y la prevención de las enfermedades están directamente relacionadas con el estilo de vida, los hábitos nutricionales, el ejercicio, la meditación… así como con el bienestar psicológico y espiritual.

Aunque es conocido por todos que en el lecho de muerte, Pasteur  reconoció la tesis de Bernard que dice el microbio no es nada, el terreno lo es todo, su teoría sigue proporcionando la justificación de invertir miles de millones de euros en programas de investigación de la industria farmacéutica sobre antibióticos, retrovirales, vacunas y otros.

Resulta paradójico que todavía haya muchas personas que consideran cierta la teoría de Pasteur.

El medio interno

Se define como la matriz extracelular, es decir, el espacio en el que las células de nuestro cuerpo intercambian sustancias con la sangre.

Hay cuatro constantes físico-químicas que definen ese equilibrio y son:

  • el pH (grado de acidez/alcalinidad)
  • el rH2 (coeficiente de oxidación/reducción)
  • la ρ (resistividad-concentración de electrolitos)
  • la relación Na/K (sodio/potasio)

Podemos explicar este concepto con un ejemplo sencillo, cada germen crece en un estrecho margen de pH, por eso, esa sola alteración del medio interno favorece la proliferación del microbio. En el momento que haya una acidificación del medio, el patógeno encuentra el terreno favorable para la multiplicación.

De modo que, lo razonable es aprender a cultivar la salud y vivir en armonía con los millones de microorganismos que nos rodean.

De otro modo tendremos un alto grado de acidosis metabólica resultado de consumir alimentos refinados y azúcar, elevados niveles de oxidación y de concentración de electrolitos, consecuencia de comer tres o cuatro veces más proteínas animales de las necesarias y/o profundos desequilibrios en la relación sodio/potasio  a causa de hacer una dieta baja en sodio o de comer  alimentos excesivamente ricos en potasio.

Si queremos expresar este párrafo de forma vulgar, en un lenguaje coloquial, nos referiríamos al desequilibrio del medio interno como: tener los pulmones llenos de nicotina y contaminantes ambientales, el hígado saturado de cafeína y químicos agroalimentarios  y los intestinos atascados de cadáveres en descomposición resultado de una ingesta excesiva de alimentos animales.

Ese medio interno desequilibrado es el auténtico caldo de cultivo de las enfermedades infecciosas.

La causa de las enfermedades

Los agentes causales de las enfermedades son tanto de origen interno como externo. Sin embargo, en occidente se les da mucha más importancia a estos últimos: nos referimos a las condiciones climáticas, las malas posturas y en el caso que nos atañe, el contagio.

En muchos casos estos aspectos externos que no dependen de nosotros, nos permiten  un margen de actuación muy reducido. De este modo,  infectarnos, a veces puede ser inevitable.

Todas las Medicinas Complementarias, sin embargo, contemplan además de los citados, a los agentes causales internos. Son todos los que alteran las constantes que definen la vida, de la que la salud es su máxima expresión.

Para lograr el equilibrio de estos factores internos nuestra actuación es determinante. La clave para crear las condiciones de salud descansa en una alimentación adecuada donde, el resultado de lo que comemos, debe ser alcalinizante, antioxidante, no concentrado ni diluido y con una relación sodio/potasio semejante a la de las células. De modo que una alimentación equilibrada es la principal herramienta tanto en el mantenimiento como en la recuperación de la salud.

Nuestra propuesta

Además de seguir de forma escrupulosa las recomendaciones del gobierno en los medios de comunicación sobre la higiene y las aglomeraciones en lugares concurridos, te ofrecemos una serie de recomendaciones nutricionales que ayudarán a fortalecer tu sistema inmune en los post:

Los alimentos: estructura y función I

Los alimentos: estructura y función II

Conclusión

Estos días de reclusión obligatoria pueden ser la oportunidad para una toma de conciencia acerca del poder cultivo de los alimentos. Disfruta del aprendizaje.

Comparte esta entrada!

    Protección de datos de carácter personal: con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado la información en materia de protección de datos de carácter personal que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso legal, situada en la parte inferior de la página de inicio de este blog, y donde se informa de los titulares del blog, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la LOPD. Los datos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales datos no fuesen facilitados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.
    13 comentarios en “La pandemia de COVID-19

    1. Sí, desgraciadamente la idea de que los gérmenes son los únicos responsables de nuestras enfermedades es muy común. Desde mi perspectiva es un gran problema ya que implica no tomar responsabilidad de algo tan importante como es la salud, y por tanto nos vemos a nosotros mismos como víctimas cuando realmente tenemos en nuestra manos el poder de preservar este estado.

      Un saludo Elena.

    2. Hola Elena, gracias por cuanto nos ayuda con sus publicaciones. Hace tiempo que hago macrobiótica no estricta, empecé muy fuerte y me sentía muy débil (tengo un diagnostico de fibromialgia desde los 21 años, tengo 36).
      Estoy estudiando en el instituto macrobiótico de Andalucia y pronto quiero integrar toda la información e introducir mas restricciones que no me he sentido capaz o fuerte para hacer. Mi situación de candidiasis y parásitos está por tanto aún sin solucionar.
      Quería preguntarle si emplear durante un mes un probiótico, la mejor marca que encuentre y la que parezca tener realmente resultados, podría ser un “empujoncito” para mí y a partir de ahí seguir un “mantenimiento” con macrobiótica más estricta.
      Me cuesta muchísimo eliminar ciertos alimentos, por otro lado la histaminosis tambien me limita muchos, pero sobre todo el estómago me pide refrescarse y no poder darle yin que es lo que me pide se me hace muy complicado.
      ¿Cree que puedo usar probióticos como ayuda? Miso lo tomo todos los dias en ayunas pero no creo que sea suficiente (a pesar de que no lo recomiendan por su histamina) y el chucrut he tenido que eliminarlo, aparte de por su histamina, por ser fermento yin. Vivo en Huelva, me encuentro en desempleo y es por esto que estoy aprovechando para intentar curarme, pero tambien tengo la limitación económica pues todo lo invierto en lo que compro para comer mas sano y en la formación macrobiotica que recibo en Sevilla. ¿Podría darme por aquí algun consejo de gran ayuda para mi?
      Gracias Elena por su tiempo

    3. Hola Laura Flora, la finalidad de las publicaciones tanto en el blog como en las redes sociales es dar información general sobre temas de Nutrición y Salud. Los temas particulares como el que nos comentas los tratamos exclusivamente en la consulta de Elena Corrales-Nutrición y Salud.
      Para aquellas personas que tienen dificultad para acercarse a nuestro centro, hemos creado un servicio de consulta no presencial que puede ser de tu interés.
      De todos modos si estás estudiando macrobiótica, lo más fácil sería que tus profesores te pauten las recomendaciones que necesites para así ir aprendiendo desde la práctica.
      Si nos necesitas puedes contactar con nosotros en:
      Web: http://www.elenacorrales.com/
      E-mail: consulta@elenacorrales.com
      Tel: (+34) 948 130 280
      Un saludo
      Elena Corrales

    4. Hola Elena,
      Hay una historia semejante entre Pasteur y Antonie Béchamp, ¿será otra historia o la misma con algún error?

    5. Hola Francisco, gracias por confiar en mi manera de entender la nutrición y la salud.
      Pasteur fue un hombre muy controvertido, y hay numerosos científicos discrepantes sobre sus teorías. Tanto Bechamp como Bernard defendían que no son los microbios los que producen la enfermedad, sino las agresiones que sufren las células y/o el medio interno, las que crean las condiciones para que se desarrolle la enfermedad.
      Un afectuoso saludo

    6. Hola Elena,

      Mi nombre es Paloma y me gustaría saber si puedes resolver una duda que tengo.

      ¿Terrain theory es lo mismo que la teoría terreno?

      Muchas gracias

    7. Hola Paloma,
      Gracias por fijarte en mi blog. En él publico temas de nutrición y salud donde comparto con todos vosotros pautas de alimentación, recetas, curiosidades, respuestas a dudas frecuentes que me formuláis…
      En este caso, no soy la persona indicada para responder a tu pregunta. Sería muy atrevido e incluso irresponsable por mi parte hablar de aquello que desconozco.

      Un afectuoso saludo,

    8. Gracias Elena,por darnos una información tan valiosa entre tanta”desinformación”. La labor que haces es impagable.

    9. Hola Elena

      Una aclaratoria

      Coronavirus es el nombre que recibe una familia de distintos virus, varios de ellos ya vienen causando resfriados en seres humanos desde hace tiempo

      El responsable de la pandemia global que vivimos se llama SARS-CoV-2

      Y ese SARS-CoV al enfermar a la persona causa una enfermedad que es la que se llama COVID-19

      Saludos desde Caracas

    10. Hola Luis,
      gracias por precisar con exactitud los términos.
      Yo efectivamente sé distinguir entre los diferentes tipos de virus y una pandemia, pero sin que esta explicación sirva de excusa, aquí se habla del COVID-19 en masculino en todos los medios comunicación, organismos sanitarios, desde el gobierno… cuando debería ser femenino ya que ese término se refiera a la pandemia.
      Te reitero mi agradecimiento por tu aclaración y te felicito por tu blog.
      Un saludo

    11. Querida Elena:
      Muy importante y esclarecedor tu exposición del post LA PANDEMIA en FB, yo que llevo mucho tiempo contigo me dí cuenta que aún se muy poco pues me ha sido muy esclarecedor, la verdad que me quedo anonadada con tu capacidad de conocimientos del ser humano, medicina, física, química etc…
      Agradezco tu generosidad al compartir dichos conocimientos siempre y sobre todo en estos momentos.
      Muchísimas gracias
      Abracinos

    12. Buenos días Elena,

      Gracias por alimentar tu blog con conocimiento.

      Crees recomendable la suplementación con vitamina D, en estos días de confinamiento? Tomo un rato el sol, el día que se puede, pero estaremos todos deficitarios, seguro…!

      Muchísimas gracias, saludos,

    13. Estimada María,
      gracias por contactarme y escribirme sobre tus inquietudes. Precisamente estoy programando las próximas publicaciones y es algo sobre lo que tengo previsto escribir. Siempre es un placer poder escribir sobre aquello que contribuya a mejorar hábitos, desterrar mitos o plantear alternativas diferentes.
      Mientras te paso un enlace sobre el tema.
      https://www.elenacorrales.com/blogelenacorrales/la-vitamina-d/
      Un afectuoso saludo,

    Los comentarios están cerrados.