Salteado de seitán al estilo chino

El seitán es una forma tradicional de consumir proteínas vegetales. Se obtiene a partir del trigo. Estamos ante un sustituto de la carne. ¡Prueba la receta!

Ingredientes:

  • Dos puerros
  • Una zanahoria
  • Media taza de judías verdes cocidas
  • Media taza de maíz en grano cocido
  • Un puñado de germinados de soja
  • Un paquete de seitán
  • Dos cucharadas soperas de semillas de sésamo tostadas
  • Aceite de sésamo
  • Sal marina
  • Una cucharadita de tamari
  • Una cucharada sopera de jugo de jengibre fresco

Cortamos los puerros en aros, los sazonamos con un poco de sal marina y los salteamos durante tres minutos.

Cortamos la zanahoria en rodajas, la sazonamos y la añadimos a la sartén manteniendo el salteado otros seis minutos.

Incorporamos las judías verdes, el maíz, los germinados y el seitán cortado en tiras finas.

Rehogamos todo cuatro o cinco minutos más y a continuación, añadimos el tamari y el jugo de jengibre. Decoramos con las semillas de sésamo tostado y está listo para servir.

Nota:

Para obtener el jugo de jengibre fresco es muy útil un rallador de porcelana.

 

Té kukicha con kuzu y umeboshi

La combinación de estos tres productos preparados como indicamos a continuación es un remedio de gran ayuda para fortalecer tanto la función digestiva, como inmunitaria, así como para aumentar la resistencia y neutralizar la fatiga.

Ingredientes:

Para hacer el té kukicha ponemos agua filtrada o embotellada a hervir y cuando esté a punto de ebullición añadimos una cucharadita de té por taza. Lo mantenemos a fuego mínimo diez minutos, lo colamos y dejamos que se enfríe. Se puede preparar una cantidad abundante para varias tomas.

Cuando el té esté frío disolvemos una cucharadita de kuzu por taza. El resultado es un líquido de color lechoso. Es importante que el té esté frío, ya que al disolver el kuzu en caliente se forman grumos.

A continuación, añadimos a la mezcla una cucharadita de postre de puré de umeboshi. Lo desleímos con ayuda de un colador hasta que esté bien deshecho.

Ponemos la mezcla en un cazo y la calentamos removiendo hasta que cambie de color y llegue al punto de ebullición. El resultado tiene la consistencia de una sopa salada un poco espesa.

Ayuda para principiantes:

Como el sabor y la consistencia son un poco extraños, puedes ir haciendo variaciones hasta conseguir una mezcla agradable de tomar.

  • El kuzu hace que la consistencia sea más o menos espesa y no añade sabor.
  • El puré de umeboshi permite que la mezcla sea más o menos salada.
  • El té da como resultado un toque más amargo cuando se hace más cargado, y más suave si se hace más diluido.

Frecuencia de consumo:

Los adultos pueden tomar una o dos tazas al día dependiendo de su condición, pero en ningún caso el preparado debe sustituir a unos buenos hábitos alimenticios.

Para los niños:

Las proporciones de té y de kuzu son las mismas que para los adultos, pero por su alto contenido en sal, debemos dosificar la cantidad de puré de umeboshi.

En niñ@s menores de seis meses el remedio lo debe tomar la madre, en dosis de adulto, si está dando pecho.

En niñ@s menores de un año usar un cuarto de cucharadita de moka de puré de umeboshi.

En niñ@s menores de cuatro años usar media cucharadita de moka de puré de umeboshi.

En niñ@s de cuatro a seis años usar tres cuartos de cucharadita de moka de puré de umeboshi.

En niñ@s a partir de los seis años usar una cucharadita de moka de puré de umeboshi.

Tarta de ciruelas pasas

Hoy compartimos una receta para aquellos amantes de los dulces que quieren cuidar su salud. Un pastel sin leche, harina ni azúcar.

Ingredientes:

Tostamos la sémola de maíz en una sartén y la dejamos enfriar en una fuente. A continuación, cortamos las ciruelas en dos y les quitamos los huesos.

Llevamos a ebullición el zumo de manzana con la sal y añadimos la polenta removiendo para evitar los grumos. Dejamos reposar entre 5 y 10 minutos.

Aceitamos ligeramente el fondo y los bordes de una sartén. Disponemos las ciruelas en la sartén como para una tarta, a continuación, añadimos las almendras machacadas y la mitad de la malta de cebada

Una vez hemos cubierto el fondo de la sartén vamos echando la sémola aplastándola bien y la ponemos a fuego muy bajo durante 45 minutos. Podemos intercalar un difusor para evitar que se nos queme.

Apagamos el fuego y la dejamos reposar durante 10 o 15 minutos antes de desmoldar y darle la vuelta en un plato (como se hace con la tortilla).

Dejamos enfriar antes de servir.

Se debe preparar de víspera para obtener la consistencia adecuada. En el momento de tomarla añadimos por encima la miel de cebada restante a modo de cobertura

La pubertad precoz

Hoy escribo sobre la pubertad, que normalmente comenzaba a los quince años y en la actualidad aparece a los nueve, ocho e incluso siete años.

En la actualidad tanto los niños como las niñas alcanzan la pubertad mucho antes que en las generaciones pasadas. En las últimas tres décadas se observa estadísticamente un aumento, sobre todo en las niñas, de la aparición del vello púbico y el crecimiento de las mamas.

Como dato histórico podemos afirmar que en el siglo XIX la edad media de maduración sexual en las niñas era a los quince años, en el siglo XX a los doce años y en la actualidad a los diez años.

Un estudio publicado en la revista Pediatrics reveló que: La proporción de niñas que tuvieron desarrollo de los senos a las edades de siete y ocho años, sobre todo entre las niñas blancas, es mayor que la reportada en estudios de las niñas que nacieron hace 10 o 30 años antes.

La situación es crítica ya que los médicos hoy tienen más preguntas que respuestas y a veces les dicen a los padres que es normal que las niñas maduren antes, en vez de decirles que en la actualidad este hecho es muy frecuente, pero en ningún caso normal.
SIGUE LEYENDO

Gratinado de coliflor con tofu

Un delicioso plato de invierno, ligero, digestivo y muy fácil de preparar. ¡Pruébalo!

Ingredientes:

Lavamos la coliflor y la cortamos en ramilletes, la ponemos a cocer al vapor 10 durante minutos para que nos quede un poco “al dente”.

Mientras calentamos el aceite en una sartén añadimos poco a poco los copos y a continuación el puré de umeboshi diluido en un poco de agua. Mantenemos el fuego bajo unos minutos para que se deshagan los copos. Una vez que la salsa ha ligado añadimos el tofu desmigado, la sal y la nuez moscada.

A continuación, aceitamos una bandeja de horno, disponemos la coliflor en el fondo, añadimos la salsa por encima y lo metemos al horno unos 20 minutos.

Podemos servir el plato decorado con perejil.

El jengibre

Algunos lo conocen como un encurtido de la cocina japonesa, pero es un gran aliado en la cocina tanto en uso interno como externo.

El jengibre común (Zingiber officinale) es ampliamente utilizado como condimento tanto fresco como seco o encurtido. Las partes que se utilizan son las raíces y si el jengibre que compramos es fresco no es necesario pelarlas. Tiene un sabor ligeramente picante y un poco afrutado.

Es originario del sudeste asiático, aunque en la actualidad el primer productor mundial es Jamaica. En occidente, fue ampliamente utilizado por el imperio romano, luego cayó en el olvido y fue recuperado por Marco Polo en un viaje a Oriente.

Uso interno

Es sobre todo un tónico del aparato digestivo, calentador y fortalecedor de la digestión ayudando a mejorar la absorción de los alimentos. Estimula al páncreas y aumenta la producción de enzimas digestivas. Está indicado tanto en casos de gastritis, en la infección de Helicobacter pylori, en úlceras de duodeno, en diarreas y cuando hay gases.
SIGUE LEYENDO